TURISMO EN JAÉN

 

 

FOTO BAÑOS ÁRABES

           Según indica el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la palabra turismo  proviene del inglés tourism y significa la actividad o hecho de viajar por placer.  Por su parte, la Organización Mundial del Turismo nos ofrece un concepto más amplio que se refiere a todas aquellas actividades que las personas realizan mientras están de viaje en entornos donde no es habitual que se encuentren, y cuyos fines son el ocio, los negocios u otros por periodos inferiores al año. Es decir, que podemos concretar que hoy en día hay un turismo de descanso, cultural, de interés social, de negocio, deportivo, etc.

            Pues bien, hoy me gustaría escribir sobre el turismo en Jaén capital.  Pienso que habría que analizar qué estamos haciendo bien, qué estamos haciendo mal y cómo podemos mejorar, porque las estadísticas e informes sobre este aspecto en Jaén capital no son del todo satisfactorios: en este mismo diario, se hablaba hace unos días de “Batacazo en la ocupación hotelera durante el puente”. ¿Cómo es posible que a pesar del buen clima que tenemos, la naturaleza que nos rodea, los monumentos y nuestra historia no sepamos aprovechar bien todos estos recursos? Es notorio, que tenemos un déficit notable en nuestras infraestructuras y que estamos a la cola del resto de provincias andaluzas, que nuestros productos turísticos son deficientes y que no es fácil desplazarse por Jaén; luego  habrá que empezar a plantearse qué estamos gestionando mal o qué estamos omitiendo. Para ello, lo más fácil es comprobar y analizar lo que funciona en otros lugares  y que nosotros podamos aplicar aquí, mejorando y  rectificando los errores que se puedan estar cometiendo.  Por ejemplo, a los que nos gusta movernos en bicicleta, si pensamos un momento en los cicloturistas que vienen a Jaén, la primera dificultad que se encuentran es que no tienen un carril bici seguro por el que circular por el centro de la ciudad y así poder ver, conocer y disfrutar de la misma mientras pasean.

            Sin ir más lejos, hace unos días tuve la oportunidad de asistir a unas jornadas que se celebraron en Jaén. Acudieron ponentes de distintas partes de España y hablando con uno de ellos que se hospedó el viernes aquí, le pregunté: ¿Y qué  has visto o piensas ver de Jaén? Su respuesta fue: ayer vimos la Catedral y nos marcharemos para ver Úbeda.  Y rápidamente le insistí en que no podía irse de Jaén sin visitar los Baños Árabes, sin pasear por el casco antiguo de Jaén, sin tomar un café o una cerveza en el Parador y poder admirar el Castillo de Santa Catalina, y las vistas que desde allí hay de la ciudad.

            Este año, por hablar de un caso concreto, un evento como es Andalucía Bike Race deja de tener su sede en Jaén capital, según me cuentan por motivos económicos. Es una auténtica pena que esto suceda, dada la importancia económica y mediática que esta carrera conlleva. En definitiva hay que saber vender este Jaén Paraíso Interior.

Anuncios